30 de diciembre de 2016

Soledades

Entorno del Museo de la Ciencia - Valladolid



Yo sé que cuando vivo como un hombre común, que ama y desama y presencia injusticias y goza y está triste, no lo vivo para contarlo sino que lo cuento para vivirlo más, con mayor intensidad, y para recrearlo de nuevo. El acto de la creación lleva en sí su propia dicha y su propia desdicha, la compañía y la soledad.

Antonio Gala – Ahora hablaré de mí





23 de diciembre de 2016

Tiempo de ilusión

Flor del aloe vera



Con mis mejores deseos para estos días de fiesta y para el nuevo año.





19 de diciembre de 2016

El misterio de una mirada

Retrato de una gata salvaje



En la vida como en el cine, el misterio es un recurso perfecto para atraparnos.


Marta Fernández – Las películas que nos negaron (Jot Down)





13 de diciembre de 2016

De las cosas sutiles

Diente de león



Anoche, en sus sueños, la señorita C. ha regresado a su adolescencia y ha asistido en el instituto a una clase de Filosofía en la que el profesor estaba empeñado en conseguir que sus alumnos fueran capaces de distinguir entre la sutileza que envuelve a los razonamientos verdaderos y a los que no lo son. Para distinguir entre lo que es verdad y lo que no lo es, o al menos puede que no lo sea, les había ilustrado con dos ejemplos:

En el primero, el hombre afirmaba lo siguiente: “Todas las mujeres que viven en esta casa son rubias. Yo soy mujer y vivo en esta casa. Yo soy rubia.” Este razonamiento –según él- sería verdadero, ya que si admitimos lo primero que se nos dice y añadimos que el sujeto en cuestión es mujer y vive en la casa, necesariamente tiene que ser rubia.

En el segundo, el profesor les decía que: “Todas las mujeres que viven en esta casa son rubias. Yo soy mujer y soy rubia. Yo vivo en esta casa.” Este razonamiento, por contra, afirmaba el tipo, no tiene por qué ser cierto ya que está claro que la mujer es rubia, pero no tiene por qué vivir en la casa. No podemos saber si esta afirmación es cierta o no.

Muchas horas después, ya por la mañana, cuando la señorita C. ha conseguido despertarse, sentía que le dolía la cabeza.





7 de diciembre de 2016

Grecia eterna

Templo de Herecteo en la Acrópolis de Atenas



Lo que hoy es nuevo e interesante, pasado mañana ya no lo es. Pero aquello que ha sobrevivido varios siglos y no ha caído en el olvido, ni ha perecido, eso no sufrirá grandes alteraciones en cuanto a su valoración a lo largo de nuestra vida.

Hermann Hesse – Lecturas para minutos