25 de abril de 2017

La Judería en la noche

Imagen tomada en la Judería de Córdoba



El blanco y negro me parece natural, más elegante, más sintético, más justo para puntualizar. El color distrae. Hay buenos fotógrafos en color, claro, pero yo no lo sé hacer. Sería igual que otros. Quizá el blanco y negro me ayuda a ser distinta, a lo mejor es que soy antigua, no lo sé. Pero está volviendo el blanco y negro.

Letizia Battaglia – Jot Down





18 de abril de 2017

Semana Santa

Semana Santa de Córdoba



Ocurre con las ciudades como con los sueños: todo lo imaginable puede ser soñado.

Italo Calvino – Las ciudades invisibles





14 de abril de 2017

Tiempo de pasión

Semana Santa de Córdoba



Sor Martina Alsaciana de Jesús del Oratorio de la Fe de Milán, la mañana del 17 de abril de 1816, fue sorprendida guardando un beso en su devocionario.

Rafael Pérez Estrada – Breviario





8 de abril de 2017

Primavera

Brote de higuera



Tal vez esa verdad, como una primavera, abra rojos deseos. 

Luis Cernuda – Las nubes





29 de marzo de 2017

Soñando en el mar

Imagen tomada en la Costa del Sol (Málaga)



En el caso de los sueños, dijo hoy Steve, uno se interesa si puede imaginar que está incluido de algún modo en esa historia. Cuando una mujer me cuenta un sueño presto cierta atención porque me imagino que en cualquier momento voy a aparecer.


Ricardo Piglia – Prisión perpetua





24 de marzo de 2017

Cuando cae la tarde


Imagen tomada en el valle del Guadalquivir



Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas 
a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol -en verano-
y se calla.

Ángel González – Preámbulo de un silencio






17 de marzo de 2017

Desconocidos

Imagen tomada en Bolonia (Italia)



De pequeño me enseñaron que hay muchas formas de vivir, y que todas ellas, por descabelladas que puedan parecer, son válidas. No tardé demasiado en descubrir que iba a vivir a través de los demás. No hablo de gente cercana. No hablo de familia o amigos. Hablo de desconocidos. De esos que te cruzas por la calle y te llaman la atención por su normalidad, por ser tan comunes, tan grises, que no puedes dejar de preguntarte cuál es su historia. Porque todos tenemos una. 

Óscar Ortiz Rodríguez – Memorias de un Ser Menor





10 de marzo de 2017

El calor del carnaval


Imagen tomada en el carnaval de Córdoba




Preguntarse por la relación entre el calor, la luminosidad y nuestro estado de ánimo, en el fondo, es preguntarse por la infancia. Así lo dejó escrito el poeta francés Yves Bonnefoy poco antes de fallecer con noventa y tres años: “Nunca acaba, nunca acaba la infancia”.

Juanjo Jambrina – El sol de la infancia (Jot Down)





3 de marzo de 2017

Domingo de carnaval

Imagen tomada en el carnaval de Córdoba



Las carcajadas resonaban confundiéndose entre el murmullo de los diálogos amorosos, las conquistas fáciles, las citas apremiantes. Las parejas se estrechaban en enamorado abrazo y el rumor de los besos carecía de ensueño en el bullicio público y licencioso de la vía pública. La risa del día de carnaval lo toleraba todo, lo festejaba todo, la risa pecaminosa, la risa de amor, de una alegría espontánea y despreocupada.

Aurora Cáceres Moreno





27 de febrero de 2017

Estos días azules


Imagen tomada en Sevilla, en el Puente de Triana



Antonio Machado, huyendo de la Guerra Civil, cruzó la frontera francesa camino del exilio como una más de esas quinientas mil personas obligadas a dejar España en unas circunstancias trágicas. A los pocos días, instalado en un hotelito de Colliure, le llegó la muerte. Fue el 22 de febrero de 1939. 

Pocos días después del fallecimiento, su hermano José encontró en el bolsillo de su gabán un trozo de papel que decía:

“Estos días azules y este sol de la infancia...”

Era el último verso que había escrito el poeta sevillano.





19 de febrero de 2017

El pasado te engaña

Imagen tomada en Valladolid



La vida está demasiado llena en estos tiempos para ser comprensible. Conocemos demasiadas ciudades, y nuestras salidas y llegadas yo no son momentos de desapego emocional, porque son demasiado comunes. Tenemos también demasiados amigos para tener alguna amistad de verdad, demasiados libros para conocer alguno bien, y la calidad de nuestras impresiones decae en beneficio de la cantidad, así que la vida empieza a parecer una película, con cientos de escenas que aparecen y desaparecen de nuestro campo de percepción, pasadas antes de que tengamos tiempo de considerarlas.

Jordi Pérez Colomé – El pasado te engaña (Jot Down)





9 de febrero de 2017

Retrato de la nostalgia

Imagen tomada en Venecia



A la mañana siguiente recorrí Venecia bajo la estela de tu amor, pues tú me correspondías en aquel sueño en que más que dormir me pareció despertar a un sentimiento misterioso que las luces del día no pudieron desvanecer. Yo no deseaba el olvido. Te amaba con una plenitud nueva y al calor de ese amor viví durante todos aquellos días. Tu sombra amorosa gravitaba sobre la ciudad entera. Y, si alguna vez volviera, no hallaría rincón alguno, ni puente, ni canal, ni plaza, ni iglesia, que no fuera un precioso recuerdo de ti, que mientras tanto vivías ajeno a mi pasión.

Adelaida García Morales – El silencio de las sirenas





2 de febrero de 2017

Paraísos perdidos

Imagen tomada en Venecia



Sé que he perdido tantas cosas que no podría contarlas y que esas perdiciones, ahora, son lo que es mío. Sé que he perdido el amarillo y el negro y pienso en esos imposibles colores como no piensan los que ven. Mi padre ha muerto y está siempre a mi lado... Nuestras son las mujeres que nos dejaron, ya no sujetos a la víspera, que es zozobra, y a las alarmas y terrores de la esperanza. No hay otros paraísos que los paraísos perdidos.

Jorge Luis Borges – Posesión del ayer





27 de enero de 2017

El tiempo vive en nosotros

Imagen tomada en Florencia



Por aquel entonces yo era incapaz de percibirlos porque había perdido la perspectiva de las cosas inmersa en la monótona rutina que suponía vivir la vida como una mera sucesión de instantes. El tiempo no es algo externo a nosotros, vive en nuestro interior. Sólo nosotros vivimos el pasado, el presente y el futuro, y el presente es demasiado efímero para que seamos plenamente conscientes de él; sólo después lo recordamos.

Siri Hustvedt – El verano sin hombres





23 de enero de 2017

Latidos de soledad

Imagen tomada en Zamora



Hay lugares concebidos para la soledad. Pequeños reductos de aislamiento anímico que, incluso rodeados de vida y agitación, resultan perfectos para aparcar la realidad en segunda fila y sumergirse en uno mismo, sin importar que a escasos centímetros la existencia siga fluyendo a un ritmo frenético. Un banco en la calle, un asiento en una estación de metro, un trozo de césped de un parque cualquiera: escenarios que llevamos dentro, donde poder desahogar nuestra tristeza. Yo soy un asiduo visitante.

Óscar Ortiz Rodríguez – Memorias de un Ser Menor





15 de enero de 2017

Vidas inexistentes

Escena de carnaval en las calles de Córdoba



En la Argentina había leído uno de sus libros. Una novela utópica donde se narraba la historia de una sociedad en la que todas las pasiones y todas las fantasías eran escritas. Los amantes jamás se encontraban; se dejaban ver detrás de los cristales, se enviaban retratos y fotografías y sólo mantenían relaciones epistolares. Cartas sentimentales, pornográficas, exasperadamente informativas, cartas falsas que reconstruían vidas inexistentes, cartas de una sinceridad suicida, eran intercambiadas en silencio por esos hombres y mujeres solitarios y ardientes…

Ricardo Piglia, Encuentro en Saint-Nazaire





11 de enero de 2017

De los pequeños universos

Centro de Arte Contemporáneo - Córdoba



El hombre que ha sido desterrado del refugio seguro de la infancia, quiere entrar en el mundo, pero, al mismo tiempo, le teme, y por eso crea con sus versos uno artificial, supletorio. Deja que sus poemas giren en torno a él, como las plantas lo hacen alrededor del sol; se convierte en el centro de un pequeño universo, en el que nada le es extraño, en el que se siente en su casa, como el niño dentro de la madre, pues todo está hecho de la misma materia que su alma.

Milan Kundera - La vida en otra parte





4 de enero de 2017

De otros tiempos

Pasaje Gutiérrez (Galería comercial) - Valladolid



¡Qué luz caía sobre aquella pequeña plaza encerrada! A cualquier hora, en cualquier época del año, había allí una luz que le hacía a uno comprender. Yo, desde allí, comprendía, no sé por qué, la historia. La historia que no me gustaba estudiar en los libros desde allí me parecía algo divino.

Rosa Chacel – Memorias de Leticia Valle