29 de marzo de 2017

Soñando en el mar

Imagen tomada en la Costa del Sol (Málaga)



En el caso de los sueños, dijo hoy Steve, uno se interesa si puede imaginar que está incluido de algún modo en esa historia. Cuando una mujer me cuenta un sueño presto cierta atención porque me imagino que en cualquier momento voy a aparecer.


Ricardo Piglia – Prisión perpetua





24 de marzo de 2017

Cuando cae la tarde


Imagen tomada en el valle del Guadalquivir



Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas 
a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol -en verano-
y se calla.

Ángel González – Preámbulo de un silencio






17 de marzo de 2017

Desconocidos

Imagen tomada en Bolonia (Italia)



De pequeño me enseñaron que hay muchas formas de vivir, y que todas ellas, por descabelladas que puedan parecer, son válidas. No tardé demasiado en descubrir que iba a vivir a través de los demás. No hablo de gente cercana. No hablo de familia o amigos. Hablo de desconocidos. De esos que te cruzas por la calle y te llaman la atención por su normalidad, por ser tan comunes, tan grises, que no puedes dejar de preguntarte cuál es su historia. Porque todos tenemos una. 

Óscar Ortiz Rodríguez – Memorias de un Ser Menor





10 de marzo de 2017

El calor del carnaval


Imagen tomada en el carnaval de Córdoba




Preguntarse por la relación entre el calor, la luminosidad y nuestro estado de ánimo, en el fondo, es preguntarse por la infancia. Así lo dejó escrito el poeta francés Yves Bonnefoy poco antes de fallecer con noventa y tres años: “Nunca acaba, nunca acaba la infancia”.

Juanjo Jambrina – El sol de la infancia (Jot Down)





3 de marzo de 2017

Domingo de carnaval

Imagen tomada en el carnaval de Córdoba



Las carcajadas resonaban confundiéndose entre el murmullo de los diálogos amorosos, las conquistas fáciles, las citas apremiantes. Las parejas se estrechaban en enamorado abrazo y el rumor de los besos carecía de ensueño en el bullicio público y licencioso de la vía pública. La risa del día de carnaval lo toleraba todo, lo festejaba todo, la risa pecaminosa, la risa de amor, de una alegría espontánea y despreocupada.

Aurora Cáceres Moreno