30 de noviembre de 2016

El tiempo de un instante

Entorno del puente medieval de Frías ((Burgos)



Aquella fotografía hacía que me doliera el corazón. Al mirarla, me daba cuenta de cuánto tiempo había perdido. Un tiempo precioso que jamás volvería. Un tiempo que, por más que me esforzara, jamás podría recuperar. Un tiempo que únicamente existía en aquel instante y en aquel lugar. Mantuve los ojos fijos en la fotografía durante largo rato.

Haruki Murakami – Al sur de la frontera, al oeste del sol





21 de noviembre de 2016

Córdoba en la noche

El Guadalquivir en Córdoba



Todo lo que no se fotografía se pierde, es como si no hubiera existido.

Italo Calvino – Los amores difíciles





13 de noviembre de 2016

Juguete de los ogros

Ruinas de Medina Azahara - Córdoba



Uno de los que han venido hace poco de Córdoba, a quien yo pedí noticias de ella, me contó cómo había visto nuestras casas de Balat Mugit, a la parte de poniente de la ciudad. Sus huellas se han borrado, sus vestigios han desaparecido, y apenas se sabe dónde están. La ruina lo ha trastocado todo. La prosperidad se ha cambiado en estéril desierto; la sociedad, en soledad espantosa; la belleza, en desparramados escombros; la tranquilidad, en encrucijadas aterradoras. Ahora son asilo de los lobos, juguete de los ogros, diversión de los genios y cubil de las fieras los parajes que habitaron hombres como leones y vírgenes como estatuas de marfil, que vivían entre delicias sin cuento...

Ibn Hazm - El collar de la paloma





7 de noviembre de 2016

Una puerta al otoño

Palacio de Moratalla - Hornachuelos (Córdoba)



Para detener lo fugaz, lo instantáneo, hay que fijar la vista en una cosa, mejor cuanto más efímera: una nube que cruza el horizonte, un perro que se aleja, un periódico llevado por el viento, y grabarla en la memoria para poder algún día rescatar a través de ella ese momento. Para detener lo fugaz, lo instantáneo, hay que saber que el azar es lo único que permanece.

Julio Llamazares – Escenas de cine mudo





4 de noviembre de 2016

El hombre y el paisaje

Sierra Morena - Córdoba



Contemplando ese paisaje, se me ocurrió que estaba escrito que yo debía ver esta escena algún día. No se trataba de un deja vu. No era la sensación de haberlo visto antes, sino el presentimiento de que algún día encontraría un paisaje como aquel. Ese presentimiento extendió sus largos brazos y agarró con fuerza la base de mi conciencia. Pude sentir como me asía. Y en la punta de sus dedos estaba yo. Yo, en el futuro, con muchos años a cuestas. Claro que no pude ver cómo sería yo entonces.

Haruki Murakami – Al sur de la frontera, al oeste del sol





1 de noviembre de 2016

Desconocidos

Puerta del Puente - Córdoba



He echado a andar sin propósito desalentado de antemano por todas las horas en las que no tendré nada que hacer y no hablaré con nadie, en las que se me irá contagiando despacio la irrealidad de estar solo en una ciudad extraña, de convertirme en un fantasma que me mirará a veces como a un desconocido desde el espejo de un escaparate.

Antonio Muñoz Molina - Sefarad